La Cruz y el Espíritu Santo

Primero que todo, gracias a todos los que han orado por mí con respecto a hacer la decisión si sigo publicando estos “ blogs” o no… Señales inmensas no han llegado pero sino muchísimas pequeñas a favor de seguir haciéndolo. ¡Ya veremos! Por lo tanto, continuaré discerniendo… Debo confesar que uno de mis problemas es mi necesidad de privacidad, y la segunda es que siento que no tengo el derecho de “jugar” a teóloga con lo poco que sé… Nací así: con mi deseo de ser muy privada y también soy muy perfeccionista… Es genética dentro de mí, pero hay veces que sé muy bien que no tengo el derecho ni a pensar lo que me gusta o disgusta… De manera que estaré escuchando a mi Señor atentamente y Su voluntad será hecha…

Hasta el momento mi Cuaresma ha sido rica en señales… y frutos. A aquí están los resultados:

A. La Cruz… muchas veces he hecho listas de mis cruces de manera de saborearlas y aceptarlas como parte crucial para mi sándwich (siendo la oración la otra parte), de manera de trabajar por la salvación de las almas y la mía también. Pero ha sido en los últimos días que finalmente entendí las clases de cruces que puedo encarar y he recibido insinuaciones de cómo manejarlas… Usando SOY, sufrir, ofrecer y decir que sí (Y) al sufrimiento, dividiré el tópico en 3 partes:

I. Tipos de cruces (Sufrimiento)

1. Aquellas que se me imponen… Les contaré ejemplos personales pero no todos serán compartidos.

a) Mi salud: Como soy alérgica a 60 comidas, y las cebollas son una de ellas, esto me impone a sufrir dolor en las articulaciones cuando como cebollas, lo que me obliga a  cocinar aparte para mí sola, y a no poder comer en restaurantes… Esto se debe a haber sido contaminada con mercurio en la silla dental en el 2002.

b) Memorias de persecuciones, rechazos lo cual sigo creyendo que ha sido una forma de Satanás para desanimarme.

c) El estado del mundo… Acabo de recibir una información acerca de una niña de 9 años en Brasil quien fue abusada por su padrastro, quedó embarazada con gemelos y le practicaron un aborto. El Obispo local ex comunicó al doctor que lo hizo aunque bajo la ley brasileña, el aborto se permite en casos de abuso sexual… Esto nos trae a los E.U. un ejemplo de lo que está pasando en otros lugares, y cómo nosotros estamos siguiéndoles los pasos (Pueden ver la historia en el web site LifeSiteNews.com). Le doy gracias a Dios que no soy ya un médico que práctica en este país.

d) Las mentiras que se oyen en los comerciales de TV…. especialmente acerca de la venta de ciertas drogas…

2. ¡Las cruces que yo creo!

a) Resistiendo la voluntad de Dios para mí.

b) Huyendo de cualquier cruz que Dios me ha mandado

c) Ansiedad exagerada debido a miedo a las cruces de arriba

d) Siempre viendo mi taza con su mitad vacía, en lugar de ver la mitad que está llena de gracias y bendiciones.

3. Cruces voluntarias, planeadas para servicio del Reino

a) Comer lo que es mejor para mis alergias aunque no me gusten y no comer lo que me gusta.

b) Mostrando mucha paciencia a todos los que me rodean, especialmente cuando me reúno con otros cristianos, o con cualquier otro grupo, orando para que los ame, personas como son los presentadores de TV, las noticias tan repetidas sobre temas muy superficiales, inmoralidad reinante en muchos programa, y los anuncios televisivos sobre la “cultura de la muerte” y su agenda, etc.

 II. Ofrenda diaria de todas las cruces a Dios, especialmente unidas al Sacrificio de Jesús en la Misa por Su gloria, y mencionando a otros para recibir los frutos de esta ofrenda, y por nombre si es posible. En estos días de Cuaresma estoy colocando a los miembros de la “cultura de la muerte” en el Altar en el medio del sándwich hecho con mi oración y mis cruces que ofrezco por ellos.

III. Diciendo que Sí (Y) a todas las cruces… ¿Pero cómo?

1. De palabra.

2. De obra (acción): con un silencio rotundo al sufrimiento cada vez que estoy en frente de X cruz y su sufrimiento, negándome del placer de culpar dentro de mí y repetidamente, aquellos que han sido las fuentes del sufrimiento. Debo darle gracias  a Dios por estas cruces y hasta PEDIRLE que no las remueva… mientras le pido misericordia por aquellos culpables y hasta por mí para llegar a amarlos. Para mi sorpresa, esta cuaresma he tenido momentos muy cortos, de unos 30 segundos, en que siento taaanto amor por aquellos que quieren impartir la “cultura de la muerte” sobre my derecho a escoger “la vida”.

B. La vida de una futura santa: nunca yo había tenido una idea clara de cómo dividir la lista de mis cruces y de cómo usarlas para beneficio del Reino de Dios como la tengo en esta cuaresma. Sí, esta nueva forma de analizar las cruces me llevó de nuevo a la Sierva de Dios, María Concepción Cabrera de Armida… Ella coloca al Espíritu Santo en este sándwich  en una forma muy linda. Ella nació en México en 1862. Murió de 75 años, el 3 de marzo de 1937. Porque su nombre era Concepción, llevaba el apodo de Concha y también de Conchita, el diminutivo. El Padre M.M. Philipon, O.P., la llamaba con este último nombre en un libro donde él editó el diario espiritual que ella escribió, y que consistía de 66 manuscritos. Él escribe que en 1913 en Roma, una de las comisiones encargadas de examinar su caso para la canonización, declaró: “Ella es una extraordinaria dentro de lo extraordinario”.

Ella se enamoró de Jesús desde muy niña. A los 14 años se encontró entre varios pretendientes, uno que la esperó para casarse cuando ella creyó que era el tiempo correcto, cuando cumplió 23 años. México estaba en el medio de la invasión desde los Estados Unidos de los masones y que había comenzado en 1902. Los sacerdotes y la Iglesia entera fueron atacados como nunca antes… Yo siempre he creído que la Virgen de Guadalupe escogió aparecerse en 1531 en México por este evento que llegaría. Los masones planeaban, una vez establecidos en este país al coger el mando del gobierno, invadir al resto de las Américas. Sin embargo, esto nunca sucedió y su presencia nunca fue poderosa en los países al sur de Mexico. Yo crecí caminando y pasando a menudo frente a un templo masónico, pero nunca crecieron mucho hasta el día de hoy. Ella debió de haber plantado el talón de su pié y parado este horror.

Así, Conchita nació como una señal para la Iglesia mexicana de esos días porque los sus obispos la abrazaron. La llevaron a Roma y Pío X la abrazo también y todas sus enseñanzas, y como las había recibido directamente de Jesús, aunque no eran muy halagüeñas para la Iglesia… El Arzobispo-Primado de México, Cardenal Miguel Darío Miranda, escribió: “Hemos conocido a la Sierva de Dios, Concepción Cabrera de Armida. La conocimos en Roma y en Coyoacán. Hemos leído sus trabajos… Está bueno considerar la vida de esta alma privilegiada para el ángulo doméstico, donde la vimos con gran admiración en su casa, con simplicidad y fidelidad, santificándose al llevar a cabo su misión de esposa y madre. Nuestro deber pastoral nos impela a invitar a toda la diócesis a fijar su mirada en el horizonte y admirar una nueva estrella que está comenzando a levantarse.”

Tuvo 9 hijos, dos monjas y un sacerdote entre ellos, y se enviudó después de 13 años de matrimonio. En 1902 ya ella estaba hablando de la necesidad de un nuevo Pentecostés…Fundó dos órdenes religiosas, una para hombres que llamó Misioneros de la Cruz, pero Pío X le pidió cambiar el nombre a Misionarios del Espíritu Santo, y una orden de mujeres que llamó, Misioneras de la Cruz. La cruz para ella era una y la misma con la acción del Espíritu Santo. Yo tengo una fotografía del lugar donde ella vivió, y afuera aparece una alta cruz sin el cuerpo de Jesús, y el Espíritu Santo en forma de una paloma aparece encima de la cruz. Ella se dedicaba a la oración y recibió el mensaje de Dios de reunir a estos tres elementos como el centro de la espiritualidad de cada uno de nosotros.

Ella llegó a mi vida al principio de los años 90, mientras practicaba en Steubenville, Ohio, y cuando my tercer hijo comenzaba sus estudios de teología en la Universidad Franciscana de Steubenville. Yo solía pasar muchas horas en la iglesia/capilla de esta universidad. Un año antes, había yo recibido my segunda persecución profesional y me sentía entonces muy cerca de su espiritualidad, en unión con el Espíritu Santo, a Quien había encontrado en una forma nueva hacía 15 años antes, además de que ahora, esta ciudad estaba llena de gente carismática. Pero Dios me trajo de nuevo a Conchita en el 2008, y hablando de señales, ella regreso como una gran señal, y aquí está la historia:

El obispado de México puso junto en un libro (muy pequeño pero grueso), las transcripciones con mensajes de Jesús para sus Sacerdotes, conteniendo severas amonestaciones para ellos… Ha sido traducido al inglés por una Abadía en Cleveland, Ohio, pero sólo lo distribuyen a sacerdotes. Yo nunca supe que existía y probablemente porque no debía ser circulado fuera del sacerdocio. Esto hasta que una amiga de mi país natal me sorprendió con una copia que ella había mandado a hacer, acto permitido por un miembro de la Iglesia Católica quien le prestó el original para ella mandarlo a una compañía impresora. Ella hizo dos copias (sin lugar a dudas iluminada por el Espíritu Santo), y me mandó una la que arribó en Febrero del 2008. Así que desde los años 90, fue en el 2008 que retorné a leer sus palabras, pero durante esta cuaresma, su mensaje me llegó de nuevo junto a mucho ruido del Espíritu Santo, cuando entendí los diferentes tipos de cruces que puedo ofrecer.

El ruido ha sido estruendoso… muy alto… En el aniversario de su muerte, el 3 de marzo del 2009, se me pidió que hiciera un sándwich de oración y de mis cruces bien abrazadas, pidiendo por un nuevo Pentecostés para el Sacerdocio ministerial del mundo entero… hasta el día que cierre mis ojos¡Auch! Cada día desde el próximo 19 de marzo del 2009, debo ofrecer mis sufrimientos con el mejor “sí” que yo pueda decir y actuar, y todo como un acto de amor para todos los sacerdotes católicos, seminaristas, aquellos hombres que estén discerniendo la vocación al sacerdocio ministerial, y por todos los jóvenes que han sido llamados pero que todavía no lo saben, pidiendo para que obtengan un nuevo amor por Jesús Eucarístico como nunca antes. Yo pediré en cada Misa que asista, por la misericordia de Dios para que permita este Pentecostés, y en el ofertorio, espiritualmente mandaré un paquete de pan humano a la patena, hecho de todos estos hombres, de manera de que se transformen en el Cuerpo de Jesús, envueltos con mis cruces y unidos a Su Cruz. Estaré rogando para  que todos ellos se vuelvan locos por Jesús así como deben haberlo sentido cuando le dijeron que sí a Su Sacerdocio. Yo espero que tengan un encuentro con Jesús nuevo como el que tuvo San Pablo en camino a Damasco, y muy parecido al que  Cornelio tuvo con el Espíritu Santo (Hechos 10).

La fecha será del 19 de marzo para escoger a San José, el hombre más puro que existió, para que reine sobre este trabajo… Hay un grupo fundado por un sacerdote muy conocido que se llama, “Sacerdotes para la Vida”… Bueno, este trabajo será conocido como “La Vida para Sacerdotes.”… Yo no escogí el nombre ni el patrocinador,  San José. Se me fue dado mientras oraba y aparentan ser muy lógicos…  Y ahora ríanse si quieren porque con mi nuevo trabajo (el cual es muy largo…) le pediré a mi Dios por los siguientes favores: ya que necesitamos sacerdotes santos para cambiar este Iglesia de manera de darle una voz santa y poderosa en esta cultura de la muerte, he pedido por: 5 San Franciscos de Sales, 5 Íñigos de Loyola, 5 Santo Domingos de Guzmán, 5 Obispos Romero, 3 Papas consecutivos que a su muerte sean declarados por la gente “santo súbitos”, 2 San Juanes de la Cruz, 2 San Pablos de la Cruz, 2 San Luises María de Montfort, MÁS 10 San Padres Pío, 10 San Juanes Vianney y 10 Venerable Solanoses Casey, estos dos últimos para representar a sacerdotes diocesanos y de órdenes religiosas que no son particularmente inteligentes o súper educados, pero que nacieron santos.

Permítanme compartir con ustedes algunas cosas del diario espiritual de Conchita que aparece en el libro publicado por el padre Philipon, y así podrán ver la similitud de mi último llamado expuesto arriba con lo que ella escribió. Hace como 2 meses el libro apareció misteriosamente en una caja que llegó a esta casa cuando me mudé para acá, cuando la mayoría de los libros están en cajas en un lugar cercano en un depósito comercial. Sin embargo, cuando apareció no lo leí mayormente como lo hice en febrero del 2008 cuando me llegó el otro libro copiado que es para sacerdotes. Pero en los últimos días volví a leerlo con una visión nueva, la que había recibido del Espíritu Santo y muy cercana a lo que a ella se le pidió.

C. Notas del libro escrito-editado por el Padre M.M. Philipon, dominico. Traducción de Aloysius J. Owen, S.J. à”Conchita, el Diario Espiritual de una Madre.” Alba House, 1978.

Conchita escribió en diciembre 11, 1913 – “La encarnación mística es una gracia de transformación en Jesús Crucificado hecho carne, que crece y se aviva en el alma, no en el sentido material pero a través de la gracia santificante. El alma que la recibe siente, más o menos periódicamente, los estadíos de la vida de Jesús. Estas etapas están marcadas por sufrimientos, calumnias y humillaciones, en sacrificio y expiación como lo fue la vida de Jesús  en la tierra.”

Jesús a Conchita: “Cuando el Espíritu Santo se apodera de un alma en esta forma, Él la modela, poco a poco, en mi fisionomía, en el sentido que ya le indicado. Es por esto que entre más un alma se parezca a Mí, más el Padre Eterno la escucha, no debido a su propio valor, sino debido a su parecido y a su unión Conmigo, en virtud de Mis méritos los cuales son los que cuentan para obtener gracias del cielo para el mundo entero.”

Pagina 158: El Padre Philipon escribe: “La acción principal de la encarnación mística es una ofrenda de:

1. La oblación de Cristo a Su Padre.

2. Y en unión con Él, a través de Él, y en Él, la oblación total de nuestra vida por la salvación del mundo y para la mayor gloria de Dios.

Esta ofrenda de amor es la quintaesencia de la espiritualidad de la Cruz à La Palabra hecha carne se convierte en carne de nuevo en las almas, sólo para ser crucificada de nuevo. El objetivo principal de esta gracia es la unión de Su voluntad con la voluntad del alma.”

Jesús: “Debe ofrecerse usted misma y ofrecerme a Mí al Padre del cielo a cada instante, con cada respiración, en el nombre de todos Mis sacerdotes y de Mi Iglesia. Reproduzca Mi vida en usted con la marca del sacrificio, convirtiéndose en un holocausto vivo para Su Gloria.

Página 161: “Debe salvar muchas almas, conduciéndolas a la perfección, atrayéndolas a las vocaciones, obteniendo muchos favores celestiales para Mis sacerdotes. Quiero que sea Mi hostia y que tenga la intención, renovada tan a menudo como sea posible, día y noche, de ofrecerse usted Conmigo en todas las PATENAS  de la tierra. La quiero TRANSFORMADA EN MI SUFRIMIENTO, a través del amor y de la práctica de las virtudes, elevando este grito de su alma en unión Conmigo: ESTE ES  MI CUERPO, ESTA ES MI SANGRE.  ¡Este es el fin y esencia de Mis Trabajos de la Cruz, y el ejercicio del real sacerdocio del pueblo de Dios! Debe ejercitar la función de sacerdotisa pero sacrificándose al mismo tiempo. Este es el verdadero sacerdocio: ser víctima con la Víctima.” (Julio 17, 1906)

“¿No quieres salvar al mundo? ¿No me lo habías pedido, ‘Por Tu Sangre’, aún antes de que los Trabajos de la Cruz existieran? Muy bien, si quieres salvar almas, sólo hay una forma y poderosa: sacerdotes santos.”

 

Página 246: “Sí, aquí tenemos la corona del Trabajo de la Cruz. Esto verdaderamente le dará solaz a mi Corazón, dándome sacerdotes santos. Dígame que acepta, que usted pertenecerá Conmigo a mis sacerdotes para siempre, ya que su misión por ellos  continuará en el cielo. Sin embargo, aquí tiene otro martirio — Todo lo que los sacerdotes hagan contra Mí, usted lo sentirá, ya que esto es en lo que básicamente consiste esta asociación con Mi sacerdocio, en que sentirá y sufrirá sus infidelidades y maldad. En esta forma, glorificará la Trinidad, ya que ambos tenemos las mismas razones para sufrir”. (Nov. 29, 1928)

“El Espíritu Santo reinará el día que Mi sacrificio y sufrimiento también reinen: la Cruz en los corazones… Siempre y cuando la Cruz reine en las almas, el Espíritu Santo, Él también reinará. (Mayo 26, 1901)

Página 224: “Debe vivir en continuo contacto con la Trinidad, unida con las Tres Divinas Personas a través de la gracia de la encarnación mística. Debe vivir, respirar, trabajar en el seno de estas Tres Personas Divinas. De esta intimidad con la Santísima Trinidad, puede extraer: la luz, la forma como debe conducirse, la fuerza, la gracia y toda la ayuda que necesita para cumplir con su misión.

Página 227: “Simplifique su espíritu. Remueva todas las complicaciones que vienen de las criaturas y de las cosas. Ámeme en Unión; viva, respire, actúe y llénese de virtudes con negación de usted misma para buscar esta Unidad. En este punto capital de unión de voluntades es que consiste esta Unidad.”

Página 229: Le pregunté a Él: ¿“Señor, como puedo yo simplificarme? Él me contesto: “Negando su voluntad y uniéndola con la Mía.”  (Abril 11, 1913)

Página 230: “Todo lo que haga y practique, júntelos tan a menudo como pueda, a esta Unidad.  Sus dolores, sufrimientos, alegrías, actos de renunciación, sus deseos y esperanzas, sus necesidades y sentimientos, tírelos todos en esta Unidad ya que al hacer contacto, simplificarán su vida, la esencia de su vida… (Abril 15, 1913). “El Secreto de llegar a esta Unidad es dejarse conducir por el Espíritu Santo, ya que es Él el que permite este Unidad en Dios mismo.”

Página 239: Conchita escribió: “María, hija, madre y esposa de la Trinidad, está directamente encargada de armonizar la Iglesia, unificando a los sacerdotes y perfeccionándolos en la Unidad de la Trinidad.” (Abril 7, 1928)

Mis palabras finales: cada vez que cito la virtud heroica de estos santos, siento que muchos piensan que están fuera de contienda.  Oímos mucho acerca de lo que debemos hacer  o no pero muy poco que Dios está encargado, y que lo único que debemos hacer es dejarlo a Él hacerlo en nosotros, porque para Él nada es imposible…. Yo he aprendido que cuando tengo dudas o me siento descorazonada, entonces  me vuelvo de inmediato a hacer todo aquello que haga llover Su misericordia en mi vida espiritual, y esto me guiará a hacer todo lo que Él quiera… sin yo ni notarlo, y a veces, hasta mucho después y en retrospectiva. Así que tengo tres cosas que hacer: orar pidiendo por Su misericordia, a medida que voluntariamente llamo al Espíritu Santo para que se encargue de todo, y me doy tiempo para inspeccionar mis cruces, saborearlas y decir un “SÍ” bien grande por su presencia, y todo lo ofrezco por la salvación de almas y para la gloria de Dios.

En pocos minutos ya estoy danzando con gozo… y tengo la certitud de que estoy en Sus manos y que yo no puedo hacer mucho por mi misma , sino cooperar activamente… como Él nos lo modeló, con la Cruz que Él con mucho cuidado ha preparado  para mi santificación y la de otros. He notado que mi mayor tentación es dudar de esta verdad… No es en pecar en otras formas, que sólo llega después, si no aseguro mi cruz y con oración cierro la puerta a otras tentaciones mayores… Por el contrario, si hago las tres cosas mencionadas, en alguna forma y hablando en términos espirituales, me convierto en una súper-mujer…  Claro, el Espíritu Santo, la Rúa, respira en mí sabiduría, entendimiento, amor por lo que no apetece amarse y con paciencia y falta de resentimiento… Cuando yo resiento o tengo miedo de cualquier tipo, yo sé que no estoy poniendo atención a mis “tres” mosqueteros y me vuelvo hacia ellos prontamente.

Juan 14: 26-27 – “Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en Mi Nombre, hará que recuerden lo que Yo les he enseñado y les explicará todo. Les dejo Mi paz, Mi paz les doy. .. No se inquieten ni tengan miedo.”

Juan 16: 12-13 – “Tendría que decirles muchas cosas más, pero no podrían entenderlas ahora. Cuando venga el Espíritu de la Verdad, los iluminará para que puedan entender la Verdad completa.”

PORQUE ESTE “BLOG” RESULTÓ MUY LARGO, les escribiré hasta este fin de semana… para que tengan tiempo de leerlo. Si para entonces he determinado que debo terminar estos “blogs”, por favor recuerden estas historias… Verdaderamente que trabajan. Si he hemos tenido tantos Santos distinguidos por dedicarse a la Cruz, y Jesús escogió la Cruz para morir, parece muy lógico que la llave para crecer tiene que ver con nuestra dedicación a aceptarlas como pura gracia proveniente de la misericordia de Dios. Nuestra sociedad busca lo contrario: todo lo que los distraiga y definen su valor en el conocimiento de “ser ellos mismos”, lo que sea que esa frase signifique… Nosotros definimos nuestro valor en la Palabra de Dios que nos pide orar y abrazar nuestras cruces, de manera de que el AMOR, el mandamiento más importante, pueda ser obedecido siempre, y sólo el amor podrá cambiar esta cultura de la muerte… ¡y así derrotar a Satanás una vez y por todas!


%d bloggers like this: